Blank Image

Free Case Evaluation Form





Free Initial Consultation. 24/7 Phone Consultation

We Are Here to Help You.

Shea Law Group Has Been a Family Owned Practice Since 1997.

“Caso de Derrame De Café En McDonald’s ” Por James H. Lawlor, III

Published on February 6th, 2014

Parece que todos han oído hablar del famoso ” Caso de Derrame De Café En McDonald’s.” De hecho, Stella Liebeck v Restaurantes McDonald’s, es a menudo citado por los defensores de la ” reforma de agravios ” cada vez que presionan para mas restricciones a los derechos de los perjudicados.

Muy pocas personas conocen los hechos del caso. Todo el mundo sabe que el café estaba caliente, y parece difícil de creer que la mujer herida en el caso del café de McDonald’s recibió una gran suma solo por derramar café caliente sobre sí misma. ¿Cometió un error el jurado? Juzga por ti mismo. El incidente ocurrió en 1994 e involucró a una abuela de 79 años de edad, llamada Stella Liebeck. La Sra. Liebeck pidió un café por la ventanilla – a través de un McDonald’s en Albuquerque, Nuevo Mexico. La Sra. Liebeck no conducía, ella era una pasajera en el vehículo. Mientras el vehículo se encontraba en una parada completa, y ella sostenía la taza de café entre sus piernas, la Sra. Liebeck intentó quitar la tapa de la taza. El café se derramó en sus piernas y ingle, causando quemaduras horribles de tercer grado a su cuerpo. El tratamiento de estas lesiones requirió una extensa estadía en el hospital, múltiples procedimientos de injerto de piel a su región femenina y más de dos años de tratamiento.

Sus lesiones eran más graves de lo que uno podría esperar de un derrame de café. El jurado escuchó la evidencia de que McDonald’s, a diferencia de sus competidores, tenía una política de servir su café a temperaturas de 180 – 190 grados, una temperatura lo suficientemente caliente como para quemar a la carne humana. Normalmente, el café se sirve a aproximadamente 130 a 140 grados. La evidencia presentada al jurado fue que los líquidos servidos a temperatura por encima de 140 grados pueden aumentar exponencialmente el riesgo de quemaduras en la piel si se derrama. McDonald’s había recibido más de 700 quejas de clientes antes de la lesión de Stella y algunas de esas alegaciones consistían de quemaduras de tercer grado similares a las sufridas por la Sra. Liebeck.

La Sra. Liebeck quiso negociar con McDonald’s por una cantidad cerca del costo de sus facturas médicas, pero McDonald’s solo ofreció $800 y la obligó a ir a juicio. El jurado le otorgó $ 200,000 en daños compensatorios y $ 2.7 millones en daños punitivos, casi lo que hace la empresa en ventas de café en un día. Este arreglo insinúa que ella se llevó un golpe de suerte enorme. En verdad, no lo hizo y el sistema de justicia civil funciono muy bien. Los daños se redujeron en un 20 % debido a que el jurado encontró que el 20 % de la culpa se atribuyo a ella. Además, aunque el juez categorizado las acciones de McDonald’s como imprudente, insensible, y voluntarioso, redujo los daños punitivos a $480,000 dólares o tres veces el monto de los daños y perjuicios compensatorios. Tras el fallo, las partes suscribieron un acuerdo no revelado que algunos creen que era menos de $ 500,000 para evitar el retardo de tiempo de más apelaciones.

Los hechos de este caso están en marcado contraste con la versión repetida a menudo. McDonald’s ahora sirve su café a temperaturas más bajas, más seguras. Este caso también sirve como una lección de que el juez y el sistema de jurados en general funcionan bien, y que es importante escuchar todos los hechos antes de hacer suposiciones acerca de demandas por lesiones.

Back to News