Blank Image

    Free Case Evaluation Form





    Free Initial Consultation. 24/7 Phone Consultation

    We Are Here to Help You.

    Shea Law Group Has Been a Family Owned Practice Since 1997.

    Responsabilidad parental por los accidentes de los hijos

    Published on April 25th, 2014

    Generalmente un padre no es responsable por la negligencia de su hijo menor a la hora de causar o contribuir a un accidente de coche en Chicago. Sin embargo, hay muchas excepciones a esa regla general. Algunas de las excepciones se discuten en este artículo.

    La primera y más fácil manera de que un padre pueda ser responsable de un accidente de coche causado por un hijo menor es firmando el permiso de conducir del hijo menor. La legislación obliga a un padre, tutor u otro adulto responsable a firmar la solicitud para el permiso de conducir de un menor, si éste quiere obtenerlo. El padre que firma la solicitud será responsable de la indemnización por los daños y perjuicios causados por el hijo menor. Es importante tener en cuenta que el estatuto no hace hace responsable al padre o a la madre por los daños punitivos. Es por eso que si a un padre le preocupa la capacidad para conducir un vehículo de su hijo de manera segura puede considerar negarse a firmar la solicitud.

    De manera similar, cuando un padre confía un instrumento peligroso a un hijo menor, el padre puede ser responsable si el hijo se convierte en una fuente de peligro para los demás debido a su falta de edad, juicio o experiencia. Un ejemplo de esta reponsabilidad paterna basada en esta excepción es dejar que un niño de doce o trece años conduzca un coche. Hay muchos otros ejemplos y los hechos y circunstancias de cada situación individual deben ser tomados en consideración.

    Otras excepciones incluyen: que un hijo actúe como servidor o agente para el padre; que un padre dirija, consienta o no sancione hacer el mal; que un padre no consiga ejercer control sobre un hijo menor aunque sepa (o debería saber con el debido cuidado) que la lesión a otra persona es posible.

    Otra importante excepción a esta regla general es que el dueño de un vehículo motorizado es responsable de los daños causados por el vehículo motorizado. Muchos niños no son capaces de comprar sus propios coches. Si un padre es capaz de comprar un coche en el acto, entonces debería seguir los pasos para poner la titularidad a nombre de su hijo en exclusiva. Esto es difícil de hacer cuando se pide un préstamo para pagar el vehículo, ya que el banco querrá que el padre actúe como garante.

    Es importante que conozcas tu responsabilidad como padre por los actos de tus hijos. Si necesitas obtener respuesta a cualquier otra pregunta, por favor no dudes en ponerte en contacto con los mejores abogados de accidentes de Chicago.

    Back to News